Las ayudas europeas y el encarecimiento de la energía hacen elevar la fotovoltaica

Las energías renovables se han reafirmado, en los últimos meses, como el motor de la transformación ecológica y pilar de una nueva economía. De entre todas ellas, hay que destacar la producción de energía solar, que este verano ha batido récords en Europa y, por primera vez, ha llegado al 10% del total. Se trata de un sector en efervescencia gracias a tres factores que han confluido en los últimos meses: la subida histórica del precio de la luz, las nuevas pruebas que evidencian que vivimos una emergencia climática y la llegada de un paquete de ayudas para las renovables sin precedentes.


El autoconsumo, una herramienta de control del precio de la luz


La escalada imparable del precio de la electricidad, con una subida del 158% en agosto, ha vuelto a poner sobre mesa la urgencia de la transformación energética . Y, cuanto más cara la factura de la luz, más adeptos gana el autoconsumo. Los clientes han entendido que la casuística que puede afectar los precios de la energía es muy heterogénea e incontrolable. Y no se trata solo de la climatología o la tecnología, sino también de geopolítica, como lo demuestran las fluctuaciones de precios en el gas importado de Rusia o Argelia o en los precios de los derechos de emisión de C02. Estos últimos, que tienen que pagar generadores eléctricos como las plantas de ciclo combinado, se han más que doblado (+111%).
En medio de esta escalada, el autoconsumo se postula como una herramienta de control de los gastos, por no depender de variaciones abusivas e incontrolables. Y, además, cuanto más sube el precio de la luz, más rentables acontece el autoconsumo. El 2020, el autoconsumo con fotovoltaica creció en 596 MW en España, un 30% más que el año anterior. En el 2021 se espera seguir con la tendencia.


La emergencia climática, cada día más real


Otro factor que impulsa el crecimiento de las renovables es el convencimiento que estamos en una emergencia climática y tenemos que tomar medidas urgentes, como por ejemplo transformar el sistema energético para hacerlo más sostenible. Si bien es cierto que del cambio climático se habla de hace años, noticias como los incendios de nueva generación o los récords de temperatura evidencien que no es un cambio sino una emergencia. Para luchar, el consumidor también tiene herramientas. Y una de ellas es consumir energía limpia.
Pero combatir la emergencia climática no está, solo, en manos de los particulares. Los poderes públicos lo saben y han decidido dedicar buena parte de los fondos europeos creados para la recuperación económica post-covid. Ya han llegado las ayudas EU Next Generation para el autoconsumo, de los cuales ya hablamos en este espacio, y que pueden subvencionar hasta un 40% de la instalación. El Estado ya aprobó la convocatoria antes del verano, y este mes de octubre la Generalitat abrirá las bases en Catalunya. Sin olvidar también que cada vez más municipios ofrecen desgravaciones en impuestos locales como el IBI para quien se instale energía solar. En definitiva, ayudas públicas, conciencia social y encarecimiento de la luz, impulsan, más que nunca el crecimiento de las energías limpias. Si tú también quieres formar parte, ya seas particular o empresa, contáctanos y te haremos un presupuesto a medida.

Aquesta web utilitza les cookies, persistents durant 2 anys, per habilitar la funció de control de visites úniques amb la finalitat de facilitar-li la navegació pel lloc web. Si continua navegant considerem que està d'acord amb el seu ús. Podrà revocar el consentiment i obtenir més informació consultant la nostra Política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies